13001182_601641276666772_8829848338010167969_n

Intentaron matar a los colibríes de El Castillo en #Xochicuautla, pero ya habían echado a volar

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El día de hoy Eruviel Ávila ha ordenado destruir empleando la fuerza del estado, la casa del doctor Armando García Salazar, primer delegado de la comunidad indígena de San Francisco Xochicuautla, el patrimonio que en años de esfuerzo apenas empezaba a cosechar, pues la casa, como lo estaba desde hace años, parecía estar siempre en construcción, de poquito en poquito, la reconocida familia de la comunidad de Xochicuautla, le iba avanzando con mucho esfuerzo en su sueño de vida.

Al doctor, como le dicen de cariño en Xochicuautla al maestro Armando, ya le había pasado meses atrás también una tragedia que embargó a toda la comunidad de la zona montañosa del municipio de Lerma, en el Estado de México, la muerte de David Ruíz García, el joven más combativo del pueblo y quien había estado luchando fervientemente en contra de la autopista concesionada a Juan Armando Hinojosa Cantú, el mismo empresario que nunca ha dado la cara para explicar escándalos globales como la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto y su recientemente delatada relación con la firma panameña Mossack Fonseca, quien le ayudó a esconder miles de millones de pesos en paraísos fiscales.

Ni para el señor Hinojosa, ni para Eruviel Ávila debió representar mayor valor esa casita, a ellos les cuesta minutos mandar a construirse mansiones de lujo, pero que valor puede tener la casa de “un pinche indio”, como suelen denostar.

Lo que a una familia costó todo una vida construir, Eruviel Ávila y compañía la han destruido en sólo unos minutos, sin importarles que había dos órdenes de suspensión del Tribunal Unitario Agrario, las cuales ignoraron por completo, así como también la obligación de informar y avisar a los dueños de la propiedad de la acción de derrumbe que se iba a llevar a cabo.

 

De forma criminal

13000203_601633176667582_7403269906093870372_n

El doctor Armando ha denunciado que jamás fue notificado, unicamente le presentaron una copia del acta general de expropiación, sin fecha ni remitente, ni los nombres de los afectados, es decir sólo el acta expropiatoria que aprobó el ejecutivo, pero no una orden expresa para ir a desalojar brutalmente un domicilio particular, lo cual es otro delito flagrante que está cometiendo el gobierno de Eruviel Ávila.

Resulta además una casualidad muy grande que el proyecto de autopista, pasa justamente por encima de uno de los principales líderes del movimiento en contra de la carretera Aeropuerto de Toluca – Naucalpan, el cual lleva años luchando contra la imposición, denuncia digna que ha motivado la solidaridad de cientos de organizaciones y activistas de todo el mundo, quienes se han unido a la denuncia de atentado en contra de los pocos habitantes ñhato (otomí del Alto Lerma) que viven en la zona desde hace siglos, y quienes están afrontando la inédita devastación de su territorio.

El Castillo, es como le decían de cariño en la comunidad a la casa del señor Armando, por su torre y tamaño, aunque al doctor, todos en la comunidad le reconocen la honestidad del fruto de su trabajo, motivo por el cual actualmente es el primer delegado de la comunidad, líder espiritual y promotor de la cultura originaria otomí, además de ser también querido y reconocido por asumir el rol de padre de David Ruíz García, el joven que combativo de Xochicuautla quien falleció en Chiapas y a quien cuidó desde pequeño ante la pérdida paternal.

 

Hogar de colibríes

A Don Armando, también le reconocen su carácter defensor de la madre tierra y persona pacífica y tranquila, en meses recientes ha recorrido el país en diversos foros y encuentros en defensa de los pueblos indígenas y el medio ambiente, y llevado también el grito de denuncia de lo que pasa en San Francisco Xochicuautla, como lo ha venido haciendo desde que se enteraron del proyecto carretero, y desde antes que supieran el trazado concreto del mismo.

12933051_1691465731115488_94210370458466876_n

Pocos lo conocen, pero en este mismo lugar se reunían organizaciones y activistas defensores de la madre tierra de la región, quienes utilizaron este espacio para la organización de la resistencia de las comunidades ante la devastación del estado que se ha vuelto habitual a lo largo de todo el territorio nacional.

Quienes estuvimos al interior de El Castillo fuimos testigos de un hecho sorprendente para estos tiempos y que dice mucho de la personalidad del doctor Armando: tenía un nido de colibríes al interior de su hogar. Los cuales libremente volaban y salían por una ventana sin cristal, tranquilamente como un su casa.

Cualquiera que tenga nociones de biología conoce además la gran singularidad que debe tener un lugar para contener un nido de aves de tal características, sinónimo de la tranquilidad y respeto a la madre tierra que expresaban los habitantes, quienes vivían en gran equilibrio con su entorno, el cual ahora se encuentra severamente amenazado y con ello también el futuro de las ciudades aledañas, quienes ven cada día más afectadas sus vitales fuentes de agua.

La casa del Doc Armando no tenía mayor lujo, aunque la construcción era grande carecía de acabados y la mayoría de las ventanas al interior, no obstante dentro vivía una familia pacífica, que no merecía ser desalojada de la forma brutal como lo hicieron, haciendo recordar las peores arbitrariedades y despojos de la Conquista española, quien barrió con los pueblos indígenas sin aceptar argumentos y de forma totalmente dictatorial.

 

La Dictadura Perfecta continúa 

Así, así es como ha operado hoy el gobierno priista que sigue favoreciendo sin justificación al empresario protegido Juan Armando Hinojosa Cantú; cientos de policías que deberían estar velando por la entidad con graves problemas de seguridad, fueron puestos al servicio de este empresario para permitirle una brutal devastación fuera de la ley y condenada internacionalmente por estarse realizando sin el aval ni consulta previa e informada a las comunidades originarias.

Si se permite este atropello contra los pueblos originarios, que podrá esperarnos en el futuro.

Esta comunidad vivía pacíficamente en colindancia con el Gran Bosque de Agua, pulmón vital de los valles centrales de México; imagine usted la pasividad de este lugar, que de la noche a la mañana será urbanizada por decreto, siendo atravezada por una transitada, contaminante, ruidosa y peligrosa superautopista que dividirá la comunidad.

Mejor no imagine, ¡infórmese! cuales van a ser también las afectaciones para los mantos acuiferos, los cuales a pesar de estar sobreexplotados, irresponsablemente están siendo una vez más amenazados por los corrputos gobiernos que con tal de obtener beneficios económicos personales a través de corruptos contratos y licitaciones, están vendiendo el futuro de millones de personas; especialistas ya han advertido que una carretera es la peor estocada al corazón de un bosque, el cual a pesar de ser vital, está siendo condenado a su destrucción; sin abundar en las decenas de especies en peligro de extensión, muchas de ellas endémicas del lugar, y que también están siendo completamente ignoradas en las corruptas transacciones entre el estado y sus amigos y cómplices que les lavan el dinero.

Resulta además increíble que la vulgar expropiación de Enrique Peña Nieto, no contempla un pago extra a quienes se ven afectados y sus casas son destruidas, todo lo que contemplan pagar de expropiación por el total de hectáreas de la comunidad se divide y reparte en cantidades iguales entre los ejidatarios, según el decreto que tampoco ha sido aprobado nunca en una asamblea válida de la comunidad.

Hoy, en el lugar donde sólo queda una construcción en ruinas, ya se vuelven a juntar y organizar los colibríes que ya sabían volar para cuando el ataque llegó, y quienes, ayudados por miles de compañeros más, volverán a construir lo que algún día fue un humilde pero respetable hogar.

 

Destrucción de los pueblos indígenas NUNCA MÁS.

Contra la represión del estado mexicano.

Por la suspensión definitiva del proyecto carretero.

Por un juicio imparcial en cortes internacionales en contra de Eruviel Ávila y Enrique Peña Nieto, por su relación con las acciones evidentemente criminales del empresario lavador Juan Armando Hinojosa Cantú

Basta de despojo

 

 

Compas Saboteamos

Me Gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *